El parque Kruger sin dudas es uno de los más grandes parques naturales del mundo y en él se encuentra una de las reservas más grandes de flora y fauna de Africa y del mundo. Cuenta con unas 2.000.000 hectáreas y más de 800 especies diferentes de animales, entre los que se pueden destacar los leones, leopardos, elefantes, búfalos, rinocerontes, jirafas, hipopótamos y otros tantos de menor tamaño.

parquekruger1.jpg

La oportunidad de ver a estos animales en su entorno natural es realmente única, y hay quienes lo comparan con salir de gira en un safari. Es muy amplia la variedad de fauna y flora que se pueden encontrar dentro del parque, y son cerca de 2.000 Km de calles que recorren todo su interior. El parque está muy bien organizado y cuenta con alojamiento que son cabañas muy bien acondicionadas y con mucha variedad en cuanto a precios y comodidades, desde las comunes con los servicios básicos, hasta las privadas que cuentan con aire acondicionado. Algo a tener en cuenta es hacer las reservaciones con bastante tiempo de anticipación si se quiere conseguir lugar.

El parque Kruger se encuentra protegido desde el año 1903 y en sus comienzos se trataba por el contrario de un refugio para los cazadores. Fue recién en 1927 cuando el parque inició su actividad como lo es ahora, un verdadero refugio para los animales. Para recorrer el parque no es necesario hacerlo en algún vehículo especial, ya que la carretera que atraviesa el parque de norte a sur está bien pavimentada, y desde ella hay varios accesos al resto de los caminos que recorren la reserva en su interior.

Otras actividades que se pueden realizar en el parque son paseos y caminatas guiadas por guardaparques, tanto durante el día como por las noches, donde podrá apreciar toda la fauna y flora del lugar.