Hay algunas precauciones que debemos tomar en nuestro viaje a Sudáfrica para cuidar de nuestra salud y no contraer ninguna enfermedad importante. Las personas que ingresen al país mayores de un año de edad y que vengan desde países afectados o que hayan sido considerados como zonas endémicas en el pasado, tendrán que presentar un certificado de vacuna contra la fiebre amarilla. Este certificado es válido solamente pasados 10 días a partir de la fecha de vacunación.

mantenerunabuenasalud.jpg

También hay que tener precaución contra el cólera en algunas partes del país, como en el caso de Nkomazi en la provincia de Mpumalanga donde hubo un brote de esta enfermedad en el año 2004. También en la provincia Mpumulanga pero en Delmas, se produjo un brote de tifoidea, por lo que se recomienda estar vacunado contra la fiebre tifoidea. También hay otras enfermedades como la hepatitis A y B, la fiebre del dengue y algunas otras. Por lo que se recomienda tener todas las vacunas al día.

Y quizá la enfermedad que ha afectado a mayor cantidad de personas es la malaria, que se presenta en zonas bajas como Limpopo, Mpumalanga y KwaZulu/Natal. Esta enfermedad está presente durante todo el año y se recomienda tomar pastillas anti-malaria que se pueden conseguir en farmacias sin necesidad de receta médica. También han habido casos de sarampión en KwaZulu-Natal y Gauteng, además de bilharziosis que puede aparecer principalmente en el norte del país.

En cuanto a las precauciones que se deben tomar a la hora de comer, se recomienda la esterilización y tener cuidado con el agua que usemos para beber. La leche pasteurizada se puede beber sin problemas así como comer pescados, mariscos, carnes, frutas y verduras sin ningún problema. Hay instalaciones médicas donde se ofrecen folletos informativos sobre las precauciones que usted debe tomar durante su visita.