walmart.jpg

La cadena de grandes almacenes también se apunta a la fiebre por las adquisiciones: su objeto de deseo es la compañía sudafricana Massmart, por la que ha formulado una oferta de adquisición valorada en 4.200 millones de dólares. Como consecuencia, hasta cuatro firmas de inversión han revisado en la jornada de hoy sus consejos sobre la compañía.

Los analistas de Janney Montgomery Scott aconsejaron otra vez comprar a 58 dólares, mientras que los de Sandford C. Bernstein reiteraron su consejo “en la línea con el mercado” a 57 dólares; por último, Stifel Nicolaus e Independent Research recomendaron una vez más mantener acciones de la compañía, elevando esta última la valoración de 54 a 59 dólares.

Además, la firma Shore Capital inició cobertura sobre el valor. Para el consenso de mercado, el precio al que podría llegar la compañía es de 54,3 euros, lo que le supone un potencial alcista cercano al 11 por ciento. Bien distinta fue la reacción del mercado: pura indiferencia. Según datos a media sesión, Wal-Mart cedía en torno al 0,60 por ciento.

La compra de Massmart, uno de los mayores distribuidores de bienes de consumo en África, obedece al plan estratégico de los grandes almacenes de cara a incrementar su actividad a nivel internacional. La americana se ha fijado en el continente africano, como trampolín para entrar en grandes mercados distintos al norteamericano.

El otro frente en el que Wal-Mart tiene el punto de mira, aunque motivos diferentes, se llama Family Dollar: esta compañía, perteneciente al mismo sector, publicará mañana resultados trimestrales que darán visibilidad a lo que se ha hecho en el sector durante la temporada estival.
Wal-Mart ha sido una de las últimas compañías en formar parte de la herramienta Detector de Tesoros, desde el 16 de abril de este año. Su rentabilidad actual como estrategia es del 0,31 por ciento.

Via | ElEconomista
Foto | Scrapetv