El parque se encuentra situado en la frontera con Namibia y Botswana. Este parque tiene algo que lo hace diferente a los demás parques de la región, ya que dicen que esta zona es muy misteriosa y algo extraña, plagada de leyendas y supersticiones. Su suelo es semidesértico cubierto de dunas de arena de color rojizo, con una vegetación rara y escasa.

parquekalahari.jpg

En este lugar la fauna y la flora se encuentran casi siempre en lugares que están cerca de los ríos. Algunos de los animales que podemos ver aquí son los ñu, elands, red hartebeest, kudus, antílopes pequeños y oryx, entre otros. Además de estos animales hay otros más salvajes como los leones, leopardos, cheetahs, perros salvajes, chacales y hienas, estos sin duda son los más carnívoros del lugar.

También hay una importante cantidad de aves entre las que se pueden destacar los avestruces, el kori bustards, el pájaro secretario, y águilas marciales, bronceadas y bateleras. Hay algo bastante curioso en la flora del lugar, y es que en varios lugares del desierto crecen de forma totalmente silvestre, los melones, y si seguimos el camino entre Mata Mata y Twee Rivieren vamos a ver millones de melones en el camino que son conocidos como Tsama melon, y son una de las comidas preferidas de algunos animales.

Si hemos llegado a este parque y buscamos alojamiento, podemos alojarnos en campamentos que tienen a su disposición chalets muy bien equipados, como también cabañas con los servicios básicos. Existe un servicio llamado Game Night Drive, de excursiones en camiones que se realizan durante la noche, y en las cuáles se puede observar como se comportan los distintos animales durante la noche, esto es interesante ya que su comportamiento es muy diferente a como se los ve durante el día cuando generalmente descansan.